Cree en grande.
CONMEBOL

Copa Mundial Fútsal Colombia 2016: Un nuevo panorama sobre el parquet

Imprimir
Copa Mundial Fútsal Colombia 2016: Un nuevo panorama sobre el parquet

AFP

Si algo le faltaba a la Copa Mundial de Fútsal de la FIFA Colombia 2016 para convertirse en una edición bisagra para la especialidad era la consagración por primera vez de Argentina, único de los tres países que siempre habían dicho presente y nunca había jugado una final.

Brasil y España, los otros con asistencia perfecta y dueños de todos los títulos, ya habían dado la nota al quedar eliminados antes de lo pensado, ratificando esa  sensación de que Colombia 2016 marcó un quiebre independientemente de quien resultara el nuevo campeón.

Si hasta la despedida del estelar brasileño Falcão dejó en el aire la sensación de un punto y aparte en el fútsal internacional, e instaló la pregunta: ¿hay un nuevo 'Orden Mundial' sobre el parquet?

"Hasta ahora eran sólo palabras, pero la globalización y la profesionalización ha igualado hacia arriba", dijo el seleccionador Diego Guistozzi, principal responsable del salto de calidad argentino entre Mundiales, tanto en lo colectivo como en lo individual, y que quedó marcado además en los premios de Nicolás Sarmiento y Fernando Wilhelm.

"Los partidos importantes ya no se ganan con la camiseta. Los resultados son claros: si uno no trabaja a consciencia, se queda afuera", agregó Giustozzi, quien destacó que el éxito significa "la entrada definitiva de Argentina a la élite mundial del fútsal".

La renovación, al podio
Rusia, como Argentina, arribó a con el rótulo de 'aspirante', lo que ratificó tras eliminar en cuartos de final a España, su 'bestia negra'. Este hecho, más su condición de subcampeón europeo, le permitieron llegar como favorito a la final, pero otra vez se quedó en la orilla.

"Ha sido un éxito mayúsculo para el fútsal ruso. No todos pueden decir que son subcampeones del mundo. Hemos jugado lo final, lo cual es fantástico", aseguró su capitán Vladislav Shayakhmetov.

El podio lo completó Irán, otro equipo que finalmente se hizo cargo de todas sus virtudes y dio el gran golpe  al eliminar a Brasil en octavos. "El fútsal es tan popular como el fútbol en mi país, pero no hay instalaciones. Estamos buscando subir el estándar y el nivel, y este tercer puesto será de gran ayuda", contextualizó el seleccionador Seyed Nazemalsharieh.

Otras conclusiones
Portugal también dijo presente, más allá de terminar en un cuarto lugar que, por individualidades, tuvo sabor a poco. Pero más amargo resultó todavía el trago para España, que condicionada por las lesiones se quedó afuera de la las semifinales por primera vez desde la edición inaugural.

La debutante Azerbaiyán, en cambio, celebró con creces su aparición en cuartos de final, lo mismo que Paraguay y Egipto, dos selecciones que pasaron el examen con nota alta. Para Italia, en cambio, resultó claro paso atrás, luego de hacer podio en las tres ediciones anteriores.

Entre los pasos en falso sobresalen el de la pentacampeona Brasil, que por primera vez en su historia no estuvo entre los cuatro mejores, y el de Colombia, que no pudo refrendar en casa aquel fantástico cuarto puesto de Tailandia.

Las buenas actuaciones de Tailandia, Costa Rica y la advenediza Vietnam resultaron un soplo de aire fresco.

Un heredero y varias figuras
Falcão dijo adiós a lo grande al lograr la Bota de Bronce, pero dejó heredero: es el portugués Ricardinho, Bota de Oro y uno de los esos jugadores que, dentro y fuera de la cancha, entienden lo que significa ser embajador del deporte.

Entre los que rondan los 30 años sobresalieron los iraníes Ahmad Esmaeilpour y Mahdi Javid, los argentinos Cristian Borruto y Alan Brandi, el español Lozano, el egipcio Ahmed Moza, el brasileño nacionalizado azerí Thiago Bolinha, el paraguayo Juan Salas, el tailandés Suphawut Thueanklang y el brasileño Batería.

De los veteranos descollaron el argentino Fernando Wilhelm, los brasileños nacionalizados rusos Eder Lima y Rómulo, el italiano Humberto Honorio y el iraní Mohammad Keshavarz.

Entre los más jóvenes sobresalieron el argentino Sarmiento y el ruso Iván Chishkala.

El legado de Colombia 2016
El Programa de Legado de la Copa Mundial de Fútsal de la FIFA Colombia 2016 consistió en cuatro cursos: uno de gestión deportiva, uno de base -replicado en las tres sedes-, uno de árbitros y otro de alto nivel para entrenadores. De este último participaron técnicos de la Liga de Fútsal Argos de Colombia y de aquellos países que no clasificaron para la fase final.

Entre los instructores FIFA sobresalieron el brasileño PC de Oliveira, campeón al frente de su país en Brasil 2008, y el argentino Vicente De Luise, seleccionador albiceleste durante las dos primeras ediciones de la competencia, Países Bajos 1989 y Hong Kong 1992.

Posiciones finales
1) Argentina; 2) Rusia; 3) Irán; 4) Portugal; 5) España; 6) Azerbaiyán; 7) Paraguay; 8) Egipto; 9) Brasil; 10) Italia; 11) Kazajistán; 12) Ucrania; 12) Colombia; 14) Tailandia; 15) Costa Rica); 16) Vietnam; 17) Panamá; 18) Australia; 19) Uzbekistán; 20) Marruecos; 21) Guatemala; 22) Cuba; 22) Mozambique; 24) Islas Salomón.

Sedes
Cali (Coliseo el Pueblo), Medellín (Coliseo Iván de Bedout), Bucaramanga (Coliseo Bicentenario).

Goles
352 (6.77 por partido)

Asistencia
139.600 (2.685 por partido)

Principales premios
Balón de Oro: Fernando Wilhelm (Argentina)
Bota de Oro: Ricardinho (Portugal)
Guante de Oro: Nicolás Sarmiento (Argentina)
Fair Play: Vietnam

 

 

 

FUENTE: FIFA.com

CONMEBOL.com