Cree en grande.
CONMEBOL

Andrea Pirlo y su obsesión por la pegada de Juninho Pernambucano

×

Mensaje de error

Notice: Undefined index: und en eval() (línea 1 de /data/www.conmebol.com/public_html/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_argument_default_php.inc(53) : eval()'d code).
Andrea Pirlo y su obsesión por la pegada de Juninho Pernambucano

Por la magistral clase en sus remates de tiro libre, la pierna derecha de Andrea Pirlo es acaso una de las más prodigiosas del fútbol. Italiano de nacimiento, el futbolista europeo ha confesado que su calidad tiene un secreto y bien sudamericano. “Soy italiano, pero también tengo una parte brasileña. 'Pirlinho', si así lo deseas”, empieza contando en un fragmento de su autobiografía.

En el ocaso de su carrera futbolista, Pirlo ha revelado algunos detalles de su exitoso pasaje en el apasionante mundo deportivo, en su libro autobiográfico, “Pienso, luego juego”. Lo que más llamó la atención fue la obsesión por el remate de un jugador de nacionalidad brasileña.

“Cuando lanzo las faltas, pienso en portugués (lengua oficial de Brasil) y, en la mayoría de ocasiones, celebro en mi lengua materna. Cada uno de esos disparos lleva mi nombre y todos son mis hijos. Se parecen todos entre ellos sin ser gemelos, incluso pueden presumir de tener las mismas raíces sudamericanas”, escribe Pirlo, connotando una admiración hacia el disparo de un futbolista brasileño, que lo nombró en el siguiente reglón.

“Para ser más preciso, ellos (sus remates) comparten una misma fuente de inspiración: Antonio Augusto Ribeiro Reis Junior, jugador que ha pasado a la historia como Juninho Pernambucano”.

El brasileño Pernambucano es destacado por sus tiros libres, considerado en el ámbito deportivo como el mayor especialista en lanzamiento de falta de todos los tiempos, de una exquisita y a la vez demoledora pegada, que fue hasta una obsesión para Pirlo: “La búsqueda del secreto de Juninho se había convertido en una obsesión para mí, hasta el punto de que ocupaba todo mi pensamiento”, dice el italiano.

“Lo estudié concienzudamente, coleccioné sus DVDs, incluso viejas fotografías de partidos que él había jugado. Así entendí que el suyo no fue un descubrimiento inmediato, sino que le costó paciencia y perseverancia. Desde el principio, ya me di cuenta de que golpeaba la manera de forma diferente. Veía el 'qué', pero no el 'cómo'. Y entonces comencé a imitarle en la cancha, aunque al principio sin mucho éxito”, continúa relatando Pirlo.

Durante su etapa en el OL - Olympique Lyonnais, el brasileño “hizo cosas extraordinarias con la pelota. La dejaba sobre el césped, giraba su cuerpo, apuntaba y marcaba. Nunca fallaba”.

“La fórmula mágica era cómo golpear la pelota, no dónde. Juninho solo la pegaba con tres dedos, no con todo el pie, como puede pensarse. No necesitaba botas adecuadas para demostrar lo que ya estaba convencido de que era la teoría correcta. Puse cinco balones en fila y la historia se repitió una y otra vez. Para entonces ya era oficial: tenía el truco. Ya no había secreto para mí”, esboza en otra parte el italiano.

Andrea Pirlo tiene una vasta experiencia como jugador que maneja los tiempos con dotes en los pases y remates de falta, que lo perfeccionó y redescubrió mirando a Pernambucano, como el mismo cuenta: “Esencialmente, la pelota debe ser golpeada en su parte baja, utilizando tus tres primeros dedos. Mantienes tu pie recto y después lo relajas para un buen disparo. De esa manera, el balón no rueda en el aire, sino que se baja rápidamente hacia la portería. Es entonces cuando empieza a rodar", explica.

A sus 38 años, Pirlo fue campeón del mundo en el año 2006 con la selección ‘azzurra’ y jugador de recorrido extraordinario por los mejores clubes italianos (Juventus Inter y Milán), actualmente se encuentra activo, jugando en la MLS.

Pernambucano, por su parte, ha sido uno de los mejores rematadores de falta de la historia del fútbol (ha marcado 75 tiro libres durante toda su carrera). Su característica principal se basa en los lanzamientos secos y duros, desde larga distancia y curvados desde distancias cercanas.

Actualmente es comentarista deportivo para la red O Globo de su natal Brasil.

 

CONMEBOL.com